Imanol Uribe: “Hubiera sido imposible rodar ‘Lejos del mar’ hace veinte años”

Lleno anoche en el Cervantes en el preestreno de la película, que el cineasta rodó en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

D. Martínez

Imanol Uribe a la entrada del Teatro, momentos antes de la proyección de su película.

Imanol Uribe llegó ayer a Almería para asistir al preestreno de su película Lejos del mar, rodada en Almería. La proyección tuvo lugar anoche en el Teatro Cervantes, que se llenó de público. Este preestreno estaba organizada por la Fundación Unicaja.

El director de Lejos del mar mantuvo ayer un encuentro con la prensa donde habló de su película. “Es una historia sobre un tema bastante delicado, ahora que se han cumplido hace poco 4 años desde que ETA dejó la violencia. Esta película es una historia de ficción que plantea la posibilidad de un encuentro entre un verdugo y la hija de la víctima. Explora un poco en el dolor. Se rodó prácticamente en su totalidad en Almería, en Cabo de Gata, en octubre de 2014”.

Uribe elogió el paisaje de Almería en su película. “No me la imagino sin otro paisaje. Fue una decisión que tomamos el guionista Daniel Cebrián y yo, cuando escribíamos el guión. Empezamos a pensar dónde se desarrollaba la historia, sí teníamos claro que era un personaje que al salir de la cárcel en lugar de volver al País Vasco decide huir de alguna manera al sur y teníamos que elegir hacia dónde. Yo tenía un recuerdo muy potente de otra película que rodé en Almería, Bwana, en Cabo de Gata en los años 90, que fue un rodaje fantástico y un paisaje que se me quedó muy marcado”.

“El paisaje de Cabo de Gata es muy duro, tiene esa cosa, es muy bello pero muy duro. A mí me llama mucho la atención y me he dado cuenta después hablando con gente de que es un paisaje que no deja indiferente a la gente. Hay gente que se queda absolutamente colgada y fascinada con el paisaje y luego hay gente que les parece bello pero muy agobiante. De alguna manera esa soledad que transmite el paisaje te hace enfrentarte un poco a ti mismo. Entonces esa idea de soledad que a veces transmite fue la que nos llevó a ubicarlo como sitio donde el personaje de alguna manera acaba encontrándose a sí mismo”, recordaba el cineasta.

Con respecto al rodaje, Uribe explica que “fue una gozada, una maravilla. Parecía que yo era el dueño del Playazo de Rodalquilar porque la cerramos para el tránsito de vehículos gracias a la Junta y al Ayuntamiento. Apenas aparecía nadie, era playa vacía para nosotros. Nunca me he sentido tan millonario como tener una playa propia a la que iba todos los días al amanecer y todo el equipo tenía esa sensación de privilegio”.

También subrayó que esta película haberla grabado hace 20 años hubiera sido imposible. “La película todavía no se ha estrenado, va con cierto retraso, pero es una temática que es muy compleja. El tema de la violencia genera mucho dolor, mucha crispación e intentar profundizar un poco en ese tema es complicado y difícil. Para mí rodar la película ha sido complicado en ese sentido, en el sentido de no herir sensibilidades alegremente intentando meter el dedo en la llaga del problema, pero es inevitable que sea un tema muy doloroso para mucha gente. Tienen que pasar generaciones para que se olvide eso”.

Uribe hablaba ayer del futuro del cine en Almería. “Hay muchas posibilidades, creo que se está haciendo muy bien. Tanto en Bwana como en Lejos del mar había permisos que teníamos que tener la complicidad de la Junta y Ayuntamientos porque el Cabo es un sitio protegido. Probablemente en otros sitios habrían puesto más dificultades”.

Habló ayer de las desgravaciones fiscales en el cine. “Eso lo están haciendo en Canarias y se está llevando gran parte del rodaje de cine español allí y lo van a empezar a hacer en Euskadi ahora también. Creo que si Almería se sumara a las desgravaciones fiscales para la industria del cine sería estupendo. Eso sí que lo potenciaría muchísimo. En Canarias se está rodando gran parte del cine español porque tienen unos decorados, unos exteriores que tienen tantas posibilidades, igual no tantas como Almería”.

El Teatro Cervantes se llenó en el preestreno de ‘Lejos del mar’ de Uribe.